TOYOTA iQ 1.0 VVT-i: DE LUJO POR LA CIUDAD

¿Tienes un IQ? ¿Estás pensando en comprarte un Toyota IQ? Aqui tienes tu espacio para habar de todo lo que quieras relacionado con tu coche.

TOYOTA iQ 1.0 VVT-i: DE LUJO POR LA CIUDAD

Mensajepor CorollaVerso » 23 Mar 2010, 13:31

¿Un coche con menos de tres metros de longitud y cuatro plazas? El Toyota iQ apuesta por una movilidad urbana ágil, facilidad para aparcar pero te permite llevar más de un acompañante contigo.
iq.jpg
iq.jpg (12.14 KiB) Visto 3826 veces
Hasta hace poco, si queríamos movernos con agilidad por las grandes ciudades y aparcar en esos huecos donde no entran la mayoría de coches, solo teníamos una opción: El Smart Fortwo.

Pero Toyota ataca directamente a este microurbano con su iQ, otro pequeñín que mide menos de tres metros y encima cuenta con cuatro plazas. Es cierto que el iQ mide casi 30 centímetros más, pero por otro lado es una solución para los que tienen más de un hijo, por ejemplo.
Diseño resultón
Estéticamente el Toyota iQ mezcla la simpatía con la robustez y entra por los ojos. Sus líneas son abultadas, con prominentes pasos de rueda, grupos ópticos 'saltones' y diversas nervaduras repartidas por su carrocería.

Las ruedas se sitúan en los extremos, incluso las traseras obligan a curvar el paragolpes para llegar a cubrirlas. Las vías son anchas y la cintura estrecha, por lo que consigue ese toque robusto y cierta agresividad.
Interior justo pero suficiente
La verdad es que el interior del Toyota iQ sorprende, no esperas que las plazas delanteras tengan tanto espacio libre. No nos llevemos a engaño, es estrecho y con 1,85 metros de altura roza un poco la cabeza con el techo, pero teniendo en cuenta sus dimensiones exteriores, está muy bien.

Las plazas traseras son reducidas, tampoco esperábamos más. La plaza situada tras la del conductor está más limitada si éste es de estatura media o alta, pero la del lado derecho puede alojar a un adulto sin muchos problemas. El asiento del copiloto se puede desplazar bastante hacia delante para repartir entre los dos ocupantes del lado derecho el espacio para las piernas y se consiguen unas cotas aceptables. La altura libre de estas plazas traseras es mayor incluso que en algunos compactos, otra sorpresa más.

El maletero sólo existe si optamos por anular una o las dos plazas traseras, porque hay que abatir los respaldos para lograr espacio y que hagan las funciones de suelo del maletero. En configuración biplaza el maletero tiene una capacidad de 292 litros, pero con cuatro plazas es de sólo 32, sólo como para llevar un paraguas o algo así.
A todo lujo
El equipamiento es otro de los puntos fuertes del Toyota iQ. La unidad probada es la versión 1.0 VVT-i de 68 CV, la más básica, pero a pesar de ello tiene de serie aire acondicionado, control de estabilidad, cristales traseros tintados, volante multifunción regulable en altura, infinidad de airbags con desconexión del situado en el lado del acompañante, radio-CD con MP3, ordenador de a bordo, etc.

Está claro que por ser pequeño no es precisamente espartano en equipamiento. Claro que todo esto tiene un precio y esta versión del iQ llega a los 12.500 euros de precio de tarifa, un poco elevado para un coche tan pequeño con las incomodidades que conlleva. Esto que le aleja de un público generalista y le limita a compradores con un objetivo muy claro: Máxima agilidad en ciudad.
Motor y prestaciones
El motor de nuestro iQ es un tres cilindros en línea de 998 centímetros cúbicos de capacidad que desarrolla una potencia máxima de 68 CV, suficientes para mover con soltura sus 845 kilos.

Pero el par motor máximo es de sólo 91 Nm y lo da a 4.800 rpm, así que es fácil pensar que habrá que recurrir con frecuencia al cambio y hacer trabajar al motor alto de vueltas (eso te lo cuento luego). El cambio es manual de cinco velocidades, con un tacto y precisión que no destacan ni para bien ni para mal, normales.

Alcanza una velocidad máxima de 150 Km/h y acelera de 0 a 100 en 14,7 segundos. El consumo medio homologado es de 4,3 litros a los cien, de 3,9 en carretera y de 4,9 en ciudad. El consumo medio probado fue de 5,9 litros a los cien, aunque bien es cierto que si te dejas llevar por su facilidad para ir a buen ritmo, es fácil llegar a los siete litros a los cien.
Prueba dinámica del Toyota iQ
A los mandos del Toyota iQ las calles parecen ensancharse y encontrar aparcamiento es mucho más sencillo.

El motor tricilíndrico mueve bien al iQ, podemos practicar una conducción tranquila y lograr consumos reducidos con facilidad. Pero el iQ esconde un lado picarón, su agilidad en ciudad te invita a entrar por esos huecos en los que ni habías imaginado asomar el morro de tu coche y a mantener un ritmo de conducción más rápido.

Frena bien, se sujeta, tiene buena estabilidad¿ Es muy divertido, pero tiene sus carencias. Cabecea en las aceleraciones y las frenadas, el motor necesita subir de vueltas para mostrar su potencial y así los consumos ya no son reducidos.

En carretera podemos circular a ritmo legal de forma segura, aunque es saltarín y resulta incómodo si las distancias no son cortas. Para vivir en las afueras y entrar a la ciudad, sin problema, pero si tenemos que hacer trayectos más largos a diario, habría que pensárselo.

Su lugar es la ciudad, ahí se mueve como una lagartija y, lo más importante, podemos llevar hasta tres acompañantes ocasionalmente.

Visto en supermotor.com
CorollaVerso
 
Mensajes: 96
Registrado: 18 Mar 2010, 09:48
Modelo: Corolla Verso D4D
Año: 2008
Ubicación: Madrid

Volver a “%s” iQ

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron